jueves, 7 de agosto de 2014

TE QUIERO

[To read this post in your language, just click on the corresponding flag on the right side bar, ¡thank you!.]

Apenas han pasado 2 meses desde que te fuiste y parece que haya sido una eternidad, aun que al mismo tiempo te sigo sintiendo tan cálida como si no te hubieras apartado de mi en ningún momento.

El mundo ha seguido girando, pero mucho más triste, mucho más insípido, sin esa chispa de alegría y simpatía que solo tú sabias darle. Ahora el silencio muestra su verdadera cara.

Pero a pesar de todo este dolor, cuando pienso en ti es inevitable acabar con una sincera sonrisa en el rostro, porque es lo que tú me enseñaste desde el momento en que nací, que a pesar de todos los problemas siempre hay que sonreír a la vida.


No sé exactamente lo que hay después de esta vida que todos conocemos, pero sé que hay algo, ¿que como lo se?, porque te siento, te escucho, te percibo. Y sé que desde ese lugar estarás cuidando de mí hasta el fin de los días, porque siempre fuiste mi angelita de la guarda.

Y voy hacer que te sientas orgullosa de mí más que nunca, voy a correr cada día de mi vida sin parar, ¡imparable!, derrochando esa energía y vitalidad que tú siempre me aportaste.

Tú mientras descansa tranquila, que yo cuidare del abuelo, yo cuidare de todos, sin dejar de sonreír ni una sola vez.

¡TE QUIERO ABUELA!